FUTBOLFLORIDA

martes, 8 de febrero de 2011

REFLEXIONES DE PUNTO Y APARTE DE LA PARTIDA DE DEPORTIVO SARANDI

De Punto y Aparte de Sarandí Grande

El Club Deportivo Social Sarandí tiene la firme convicción de dejar de pertenecer a la Liga de Fútbol de Sarandí Grande y afiliarse a la Liga de Fútbol “Ciudad de Durazno” del vecino departamento.

Esta decisión surgida desde la sub-comisión de fútbol y refrendada por la Comisión Directiva que ahora será puesta a consideración de la soberana Asamblea de Socios nos merecen algunas reflexiones.
En primer lugar no entendemos cual es el objetivo de una decisión de este tipo, ya que entendemos que este traslado no aporta beneficios al club, sino que por el contrario le terminará perjudicando.

Desde el punto de vista institucional el Club Deportivo Social Sarandí es una institución respetada, con una trayectoria histórica, una rica trayectoria de más de 100 años y es referencia ineludiblemente del fútbol de Sarandí Grande. El Club en su inicio fue eso, un club de fútbol, por lo tanto la esencia misma de la institución es el fútbol, sin dejar de lado el crecimiento que con los años tuvo en otros deportes y en lo social. Entonces ¿cómo podemos concebir que el CLUB DEPORTIVO SOCIAL SARANDI pase a integrarse a la estructura deportiva del fútbol de Durazno?

No es lógico y no es racional. Porque el club no es de Durazno. Porque no pertenece a ese departamento. Porque el club es una institución que ha forjado su historia, su acerbo, su trayectoria y sus hinchas y socios no son de Durazno. Pertenecen a Sarandí Grande en primer lugar, y en segunda instancia al departamento de Florida. Si esta decisión hubiera sido orientada hacia la Liga de Florida en el marco de un proceso de integración la podíamos haber comprendido.

El club se ha forjado con el aporte de socios, actores públicos y privados de Sarandí Grande que han reconocido que la labor deportiva y social de la institución es importante en la ciudad. No hay dudas que cumple una función mucho más allá del deporte con la práctica del fútbol. Lo mínimo que se le pide a la institución es que sea reciproca con la ciudad y no que se desintegre a la organización local, para aportar a una organización que en este caso no pertenece ni siquiera al departamento. ¿Dónde está el sentido de pertenencia que indudablemente tiene una institución que la ha hecho grande una legión de excepcionales dirigentes a lo largo de su historia?.

El ejercerá el derecho de local en escenarios de Durazno, porque OFI protegiendo las zonas geográficas y para que el país no se convierta en un canibalismo de ligas con clubes no le permite. Esto quiere decir que Deportivo Sarandí que enfrentará en la competencia local a los clubes de Durazno deberá jugar los partidos de local y de visitante siempre en Durazno. ¿Cuántos hinchas de la institución acompañarán una campaña que tiene como premisa que siempre se jugará allá? ¿Qué campaña deportiva podrá desarrollar sin el respaldo de la gente? ¿Para que hacer y porque hacer semejante esfuerzo que saldrá de los bolsillos de Sarandí Grande para contribuir con el fútbol de Durazno?.

En Sarandí Grande año tras año los clubes plantean en la liga la imposibilidad de afrontar gastos de pagos de jueces y policía, con el agregado que no se paga por la utilización del estadio que es municipal. Al inicio de cada temporada se le “ruega” por parte de los dirigentes a los sucesivos comisarios que no ordene más que un servicio mínimo de guardia policial por ese motivo para la actividad local. En general las autoridades han comprendido esto y han colaborado. Este desafío implica gastos extras para el club. No solo implica el pago de un presupuesto por partido mucho más importante, además de traslados, mayores cantidad de policías, jueces y pago de alquiler de canchas, ya que existe solo una municipal que no tiene costo, el resto son de clubes que las alquilan.

¿Porqué decimos que dejan de aportar a Sarandí Grande y pasan a aportar a Durazno? El aporte de los clubes a las ligas se da de diferentes maneras, por un lado económico, por otro institucionalmente y por otro deportivamente. Desde lo económico Deportivo Sarandí contribuirá a pagar el presupuesto de la Liga de Durazno sumando con sus recursos a financiar al deporte de aquel departamento, vía el pago de la estructura de la Liga, el funcionamiento de la misma y las contribuciones que como integrantes de la misma se hacen para las selecciones rojas de todas las categorías, dinero que se integra a fortalecer la estructura y el funcionamiento de aquella liga. ¿Qué devolverá la Liga de Durazno a la sociedad sarandiense?

El aporte desde el punto de vista deportivo se da que si eventualmente hubieran jugadores en para integrar una selección estos jugarán defendiendo a Durazno y no a Sarandí Grande.
Y por contrapartida dejará de aportar a la Liga de Sarandí Grande. Por ende esta perderá a un club. El resto de los clubes deberá de pagar más dinero para mantener el presupuesto local, deberá de hacer mayores esfuerzos para mantenerse, se debilitará deportivamente y tendrá la estructura mutilada por haber perdido a un hijo fundador de la misma.

Desde el punto de vista social todos sabemos que el futbol juega un papel importante en la comunidad. Ese papel plasma de diferentes maneras. No vamos a exponer los beneficios del deporte como motor para detener flagelos que amenazan hoy en dia como la droga y otros vicios. Este traslado del club impondrá que deban de dejar de integrar la plantilla una serie de jugadores que actualmente visten orgullosamente la camiseta del club en reservas, que lo hacen para divertirse y de paso practican deporte. Son concientes de que su nivel no es el de primera división, muchos de ellos lo saben, pero igual juegan. Allá no lo podrán hacer. El Club deja de ser una herramienta de contención social y practica del deporte por deporte mismo.

Uno de los argumentos que hemos escuchado es que la liga local no funciona como debería de hacerlo correctamente. Es cierto de ello. Pero debemos de recordarle al Club Deportivo Social Sarandí que el es tan responsable como el resto de los clubes de ello. La liga local esta integrada por los clubes y son ellos los responsables de su funcionamiento.
Si no se conformó un cuerpo de neutrales completo, si su funcionamiento no conformó, si hay cosas que están mal. Es responsabilidad del Club cambiar las mismas. No es una responsabilidad única, pero no por ser compartida, dejan de ser responsables.

Otro de los argumentos que hemos escuchado es que la competencia local no es atractiva para el club. En primer lugar el nivel deportivo del club debería de mejor notablemente para que al terminar el año 2010 se pensara de esta forma. El club no logró campeonar en ninguna competencia de primera división en el año que terminó, por lo tanto el desafío deportivo de ganar no se cumplió. Y caminando más allá en el tiempo pese a todos los esfuerzos, por diferentes motivos, pero como resultado final el club nunca pudo ganar una competencia en el sector interior de Florida. Logró que no le ha sido ajeno a otras instituciones del medio como Plaza o Pintado Wanderers que no es novedad para nadie tienen estructuras institucionales que no se pueden ni comparar por su fragilidad a las del Deportivo Sarandí.
Y más allá aún, el club ha jugado la Copa de OFI en una oportunidad como invitado especial por sus 100 años, y la restante como segundo de ULIFF. En ninguna oportunidad logró superar la primer fase.

Esto quiere decir que tampoco deportivamente ha logrado destacarse como para pensar que no hay rivales a nivel local o departamental de fuste para enfrentar. Es una realidad deportiva que la dan los números y las estadísticas, más allá de las preferencias personales o gustos por una camiseta u otra, pero sería de necios no reconocer la realidad.
Entonces, ¿Cuánto más difícil será dar una vuelta olímpica en el competitivo futbol de Durazno?. ¿Cuánto más difícil será llegar a una Copa del Interior peleando un lugar con instituciones de Durazno que con las de Sarandí Grande mismo?

El fútbol del Club Deportivo es parte indisoluble de una institución que es indefectiblemente parte de la historia misma y de la colectividad local. No es dable pensar que el mismo deje la Liga de Sarandí Grande, su comunidad, su gente, su hinchada, sus socios para formar parte de una liga a la cual no pertenece ni pertenecerá sentimentalmente por encima de resoluciones sacadas de un contexto de lógica que no perdurará en el tiempo, más allá de los ocasionales resultados que pueda cosechar deportivamente en un año u otro.

Callar ahora para criticar después no es válido. Lo importante es decir las cosas en el acierto o el error ahora. Antes de que la decisión soberana de la Asamblea de Socios resuelva una cosa u otra. Cobarde sería no exponer los argumentos en voz alta y esperar que los que defiendan la otra posición por el bien del club puedan tener argumentos con mayor peso que los que conocemos. Los socios del club tienen ahora la palabra y con su voto deberán de respaldar o no una decisión que esperemos sea le mejor, pero por encima de todo siempre va a ir más allá del propio club, porque tendrá represiones en la comunidad toda.

Solo pedimos RESPONSABILIDAD.

Imagen de GIEFI

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada