FUTBOLFLORIDA

martes, 14 de junio de 2011

ASI VIO PRIMERA HORA CENTRAL 1-0 RIVER PLATE

DEBIO HACER UN PAR DE GOLES MAS PENSANDO EN LA REVANCHA EN LA PIEDRA ALTA
Gusto a poco

Central venció 1 a 0 a River de Florida, pero la diferencia parece corta según el trámite y de cara a la revancha del partido de vuelta por la copa de OFI.

Agustín Berriel


Victoria si, pero faltó un mejor rendimiento, sobre todo faltó aprovechar más los hombres de más que el equipo maragato tuvo en gran parte del juego.
Un primer tiempo de trámite parejo y aburrido, mal jugado por las dos instituciones y con un Central que quiso un poco más, pero que careció en ataque de buen juego. River vino a hacer su negocio y en parte le salió bien, se mostró como un equipo rápido e inteligente para contraatacar, pero la expulsión del delantero Fabián Vázquez condicionó los ataques del cruzado, que con un hombre de menos se vio disminuído y los ataques inteligentes que mostró preferentemente por el sector izquierdo fueron absorbidos por los defensores decanos.

Central fue sólido atrás, Nicolás Rebollo jugó un gran partido, con un Cabó inteligente para la recuperación de la pelota y para la distribución, bien secundado también por Gonzalo Velasco, que se proyectó en ataque de forma constante. Lo que le faltó a Central en esa primera mitad fue generar situaciones claras, porque las pocas aproximaciones que tuvo fueron bien contenidas por el arquero Fabio García, que se mostró muy seguro a la hora de salir.

Con un hombre de menos fue River quien tuvo la situación más clara de la primer mitad, un tiro libre tras una falta innecesaria terminó estrellándose contra el ángulo de Calero, que nada podía hacer ante el excelente remate de Irureta.
En el complemento, el ingreso de Rodrigo Boutureira fue clave, se mostró por izquierda y generó aproximaciones claras, fue insistente en ataque y generó la jugada del gol decano, que vino cuando no, por Sebastián Gandini.

Sebastián Cabó recuperó una pelota en la mitad del terreno, cruzó notablemente para Eduardo Hernández quien en una primera instancia definió mal, pero la pelota le quedó a Gandini que fusiló a García, quien fue fundamental para que la ventaja decana fuera de un solo gol, ya que tapó varias situaciones muy claras durante el complemento.

Decíamos de la importancia del ingreso de Boutureira en el partido, porque más allá de generar las situaciones más importantes del equipo en el segundo tiempo, provocó también la expulsión de Mauro Cardozo, quien fue a buscarlo para hacerlo entrar, pero que no pudo y fue él quien salió perjudicado, porque agredió al pibe y fue denunciado por el línea.

Con dos hombres de menos, River se desgastó y terminó siendo inoperante a la hora de atacar, careció de inteligencia ofensiva, motivo del agotamiento físico de sus jugadores, que hicieron un gran esfuerzo para que la ventaja decana no haya sido mayor.

Sobre el final del partido, el equipo maragato pudo aumentar en otra ocasión inmejorable, un buen centro terminó con un cabezazo de Rebollo (otra vez la figura en Central) que se fue lamiendo el palo.

Una victoria decana que fue justa pero que dejó sabor a poco, en una serie pareja, donde no supo aprovechar la ventaja en hombres, debió haber sacado una diferencia mayor para ir tranquilos a jugar el partido de vuelta.

Comentario y foto de www.primerahora.com.uy

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada